fbpx

Empezar a portear y no morir en el intento

Te han regalado un portabebés, has decidido empezar a portear pero te preguntas..¿y ahora qué? ¿por dónde empiezo? ¿por dónde cojo esto?

Tranquila, lo primero, darte la enhorabuena, es un gran elección y espero que como yo, en el futuro pienses que es una de las mejores decisiones que tomaste para enfrentarte al camino de la maternidad. Déjame que te cuente algunos pasos  sencillos pero que considero muy valiosos para empezar con buen pie y no acabar pensando que el porteo no es para ti, como yo misma pensé el primer día que me «enfrente» a un portabebés.

  • Busca información de tu portabebés: te aconsejo que comiences a usarlo lo antes posible..aunque no te lo creas ¡el tiempo pasa muy rápido! y en nada comienzan a querer corretear..busca vídeos de colocación en YouTube, pregunta en grupos de porteo acerca de tu portabebés y probablemente traiga las instrucciones que siempre es bueno leer tranquilamente. También puedes ir a un taller de porteo o buscar una asesora de porteo para que te enseñe a usarlo 😉
  • Practica antes de usarlo con tu bebé: cada portabebés tiene su curva de aprendizaje, así que paciencia, puedes usar un muñeco, un peluche o cualquier cosa que tenga peso y abulte y así comenzar a practicar con la tranquilidad de que no es tú bebé. Tócalo, revisa los cierres, hazte a él y aprende bien su funcionamiento. La primera vez que te lo coloques, no te va a salir perfecto pero con la práctica llegarás a conseguirlo!
  • El momento adecuado: ya te has decidido a portear con tu bebé y estrenarlo, hace mucha ilusión y a veces no tenemos en cuenta que tiene sueño, hambre o tiene al pañal sucio, probablemente llore y nos pongamos nerviosas lo que también incrementará el nerviosismo de tu bebé, así que mi recomendación es que esteis de «buen humor» para comenzar. No te olvides que el portabebés es una capa más de ropa, así que no os abriguéis demasiado.
  •  Fuera nervios: Debido a los nervios de las primeras veces puede ser que tu peque llore, si ellos lloran, nosotras nos ponemos más nerviosas y si ellos ven que nos ponemos nerviosas entienden que están en peligro y comienza un círculo vicioso, así que tranquila, busca los elementos que te hagan falta para estar segura, ponte al lado de una cama, un sofá, busca un espejo para verte y saber que lo estás haciendo bien… No te olvides de tensar bien, se suele cometer ese error al principio y lo dejamos muy flojo, la tensión debe ser tal que cuando te muevas tu bebé no se separe de ti.
  • Muévete:  Cuando estés terminando, las primeras veces que lo porteas, es bueno que le hables, te pongas a andar de un lado a otro de la casa o incluso des un paseo por la calle, el movimiento les relaja.

      Como te comentaba al principio del post, son pasos muy sencillos pero espero que te sean de utilidad y  tengáis una vida larga de porteo que deseo de verdad que disfrutéis.   Un beso!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies